lentejas.info

Recetas paso a paso

Lentejas con calamares: cómo se hacen

¡Descubre el sabor único de las lentejas con calamares! Una combinación explosiva de suculentos calamares y tiernas lentejas que te dejará sin palabras. Fácil, rápida y deliciosa, esta receta es un triunfo seguro en tu mesa.

Ingredientes que usaremos

¡Vamos allá con los protagonistas de nuestro plato estrella! Cada ingrediente ha sido escogido para crear una sinfonía de sabores que te transportará directamente a la costa. Te voy a contar un secreto: la selección de estos tesoros es tan importante como su preparación. ¡Toma nota!

  • Lentejas – Opta por lentejas que se deshagan en la boca, las pardinas son mis favoritas por su sabor intenso y su cocción sin complicaciones. ¡Y no olvides que un buen remojo nocturno las hará aún más tiernas!
  • Calamares – Busca esos calamares jugosos y brillantes, que casi parecen bailar entre tus dedos. La frescura aquí es clave, así que hazte amigo de tu pescadero y que no te den gato por liebre.
  • Aceite de oliva virgen extra – No escatimes en este líquido dorado; es el alma de la cocina española y eleva cualquier plato a la categoría de obra maestra.
  • Verduras para el sofrito – Cebolla dulce, ajo aromático y tomate jugoso. Córtalos con mimo y cariño, y ellos te lo devolverán en forma de un sofrito que es pura magia.
  • Especias y condimentos – El pimentón da ese color rojizo tan característico y una hoja de laurel infunde el guiso con su aroma embriagador. La sal marina, por supuesto, es el broche final para realzar todos los sabores.
Lentejas con calamares: cómo se hacen

¿Quieres saber cómo le doy yo mi toque personal? A veces añado un chorrito de vino blanco a los calamares mientras los salteo. El alcohol se evapora, pero deja una nota sutil que hace que el plato cante. ¡Anímate a probar y verás cómo tu cocina se llena de aplausos!

Preparación de los calamares

¡Manos a la obra con los calamares, que son el alma de nuestras lentejas! Empezaremos por una limpieza meticulosa, sacando todo lo que no nos vamos a comer y cortándolos en rodajas jugosas o tiras tentadoras, ¡tú decides el corte campeón! Y no te cortes, que cada detalle cuenta para que queden de rechupete.

¿Te animas a marinarlos? Te cuento un secretillo: mezcla ajo bien picadito, perejil fresco, un buen chorro de limón y un hilillo de aceite de oliva virgen extra. Deja que esos calamares se bañen en esta mezcla mágica unos 20 minutitos y prepárate para que tu paladar baile de alegría.

Y oye, que esto es solo una idea. Si eres de los que les gusta innovar, atrévete con tus especias fetiche o un chorreón de vino blanco que nunca falla. ¡Dale tu toque personal y convierte esta receta en un hito en tu cocina!

Cocción de las lentejas

¡Prepárate para cocinar unas lentejas que te dejarán sin palabras! Yo siempre elijo las lentejas pardinas, ¡son mis favoritas! Tienen ese toque rústico y un sabor que me recuerda a los guisos caseros de mi infancia.

Pero, ¡eh!, tú puedes escoger las que más te gusten. Lo importante es que las pongas a remojar la noche antes; así se cocinarán en un abrir y cerrar de ojos.

En cuanto al tiempo de cocción, yo suelo contar unos 25 minutos desde que el agua empieza a burbujear. Pero, ¡ojo! No te despistes, porque cada minuto cuenta para que queden en su punto: tiernas, pero firmes al mordisco.

¡Truco estelar! Añade una hojita de laurel y un diente de ajo pelado al guiso. Es un gesto sencillo, pero marca la diferencia, ¡créeme! Y si te animas a innovar, un pellizquito de comino o una pizca de pimentón dulce pueden hacer magia en tu plato. ¡Atrévete a darle tu toque personal!

El sofrito: base de sabor

¡Descubre el alma de nuestra receta! El sofrito no es solo un paso más, es el que marca la diferencia y convierte nuestras lentejas con calamares en una experiencia sensorial única.

¿Quieres saber cómo lo hago? Aquí te dejo mi lista de imprescindibles:

  • Tomate: jugoso y maduro, es la dulzura en estado puro.
  • Pimiento: verde para un toque ligeramente amargo y rojo para la dulzura.
  • Cebolla: la base de cualquier sofrito que se precie, ¡que no falte!
  • Ajo: picadito fino, es el aroma que nos enamora.
  • Pimentón dulce y vino blanco: mis secretos para un sofrito con carácter.

La clave está en la paciencia: cocina estos ingredientes a fuego lento hasta que la mezcla esté caramelizada y rebosante de sabor. ¡Sin prisas! Así es como se consigue ese sofrito que hará que tus comensales se pregunten cuál es tu secreto.

Y como siempre digo, la cocina es experimentación. Así que atrévete a añadir tu toque personal. ¿Unas hojas de laurel? ¿Un poco de guindilla para los valientes? ¡Adelante! El sofrito es tuyo, y cada variación es una nueva aventura culinaria.

Lentejas con calamares: cómo se hacen

Uniendo los sabores

¡Espectacular! Es el instante en que tus calamares, esos protagonistas del océano, se sumergen en el sofrito que has cocinado con alma. Recuerdo la primera vez que hice este plato, el aroma me transportó directamente a la playa de mi infancia.

Permite que los calamares absorban cada nota del sofrito, que se cocinen juntos y que la danza de sabores comience en tu sartén. Después, con todo el amor del mundo, incorpora las lentejas y mezcla con delicadeza, como si cada grano contara una historia.

Este paso es el corazón de la receta, es lo que hace que el plato cante con los sabores del mar y la tierra en perfecta armonía. Sírvelo bien caliente y observa cómo cada cucharada se convierte en un poema.

Y si te sientes valiente, atrévete a esparcir unas escamas de chile o unas gotas de vinagre de Jerez. ¡Celebra este festín de sensaciones!

Receta

Lentejas con calamares

Un plato que combina la tierra y el mar para deleitar tu paladar.

Ingredientes

  • 300 g de lentejas pardinas
  • 500 g de calamares frescos y limpios
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla grande picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 tomate maduro triturado
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel
  • Sal marina al gusto
  • Un chorrito de vino blanco (opcional)

Instrucciones paso a paso

  • Comienza poniendo las lentejas en remojo la noche anterior para que estén tiernas y reduzcas el tiempo de cocción.
  • En una cazuela, calienta el aceite de oliva y añade la cebolla y el ajo picados, sofriendo hasta que estén dorados y aromáticos.
  • Incorpora el tomate triturado y sigue cocinando a fuego lento hasta obtener un sofrito homogéneo.
  • Añade el pimentón y remueve rápidamente para que no se queme, liberando su color y aroma.
  • Introduce los calamares troceados y, si lo deseas, añade un chorrito de vino blanco, dejando que el alcohol se evapore.
  • Escurre las lentejas y agrégalas a la cazuela junto con la hoja de laurel y suficiente agua para cubrir todos los ingredientes.
  • Cocina a fuego medio-bajo durante aproximadamente 40 minutos o hasta que las lentejas estén tiernas, añadiendo más agua si es necesario.
  • Prueba y ajusta la sal al gusto antes de retirar del fuego.
  • Sirve caliente y disfruta de este guiso tradicional con un toque de mar.