lentejas.info

Recetas paso a paso

Lentejas con bacalao: así las preparo

¡Sorpréndete con las lentejas con bacalao, un festín de sabor inigualable! Cada bocado, tierno y aromático, es una invitación a revivir la tradición en tu mesa. Fáciles de preparar y extraordinariamente nutritivas, estas lentejas son un regalo para el paladar y la salud.

¿Por qué lentejas con bacalao?

Imagina un plato que te abraza el alma: así son las lentejas con bacalao. Es esa mezcla insuperable de tradición e innovación que siempre me deja con ganas de más.

Las lentejas, tiernas y sabrosas, se funden con el bacalao, jugoso y lleno de sabor, en una danza de texturas que es pura poesía en el paladar.

Recuerdo que mi abuela solía decir que las lentejas eran el "caviar del pobre", pero al combinarlas con bacalao, ¡se transforman en un manjar de reyes!

No te cortes en experimentar: añade unas hojitas de laurel, un chorrito de vino blanco o incluso unos pimientos asados para darle un toque personal. ¡Anímate a jugar con los sabores y haz de este plato una obra maestra!

Ingredientes necesarios

¡Prepárate para un festín de sabores con las lentejas con bacalao! Desde que descubrí esta receta, se ha convertido en un imprescindible en mi mesa. Aquí te dejo los secretos para que te salga de rechupete:

Lentejas con bacalao: así las preparo
  • Lentejas – las protagonistas. Yo siempre elijo lentejas pardinas por su sabor intenso y su capacidad de absorber los aromas del sofrito.
  • Bacalao – el complemento perfecto. Asegúrate de desalarlo bien; yo suelo dejarlo en agua desde la noche anterior, cambiándola un par de veces.
  • Verduras – el alma del guiso. Cebolla dulce, pimiento verde, tomate maduro y ajo picado, que sofreirás hasta que suelten su jugo y fragancia.
  • Especias – el toque final. Un pimentón de la Vera, una hoja de laurel y una pizca de sal marina realzarán el plato a otro nivel.

Un consejo de amigo: si te gustan los sabores más intensos, añade un chorrito de vino blanco al sofrito. Y para los valientes, un pellizco de cayena dará ese punto picante que despierta los sentidos. ¡Anímate a darle tu toque personal y sorprende a todos!

Preparación paso a paso

¡Empezamos con entusiasmo! Escoge un bacalao que te haga sonreír y comienza el ritual del desalado. Como consejo de amiga, te digo: ten paciencia y cambia el agua cada 8 horas. ¡Es un paso pequeño para ti, pero un salto de sabor para tu plato!

Las lentejas, esas pequeñas joyas, merecen toda tu atención. Yo las dejo en remojo mientras sueño con el festín del día siguiente, y al cocerlas, las trato con cariño, como si estuviera tejiendo un delicado encaje de sabores. Recuerda, a fuego lento, todo sabe mejor.

Lentejas con bacalao: así las preparo

¿Y qué me dices del sofrito? Aquí es donde puedes dejar volar tu creatividad. A mí me encanta añadir un toque de laurel y un chorrito de vino blanco. ¡Experimenta! Encuentra tu combinación ganadora y haz de ese sofrito una obra de arte.

La gran final es mezclar el bacalao y las lentejas. Hazlo con amor, pensando en las sonrisas que vas a cosechar alrededor de la mesa. Deja que los sabores se abracen, se mezclen y se potencien mutuamente. ¡Es el momento de la verdad! Sirve este plato con orgullo y disfruta de cada bocado.

Receta

Lentejas con bacalao

Un plato reconfortante que combina la tradición y el sabor del mar.

Ingredientes

  • 300 g de lentejas pardinas
  • 200 g de bacalao desalado
  • 1 cebolla mediana
  • 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 tomate maduro
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal al gusto
  • Agua o caldo de verduras

Instrucciones paso a paso

  • Comienza por poner las lentejas en remojo unas horas antes, si es necesario según el tipo de lenteja. Escúrrelas y resérvalas.
  • Corta el bacalao desalado en trozos medianos y reserva.
  • Pica finamente la cebolla, el ajo, el pimiento verde y la zanahoria. Sofríe las verduras en una cazuela con aceite de oliva hasta que estén blanditas.
  • Añade el tomate pelado y picado al sofrito y cocina unos minutos más.
  • Incorpora el pimentón dulce y remueve rápidamente para que no se queme, añadiendo inmediatamente las lentejas y la hoja de laurel.
  • Cubre con agua o caldo de verduras y cocina a fuego medio-bajo durante aproximadamente 1 hora o hasta que las lentejas estén tiernas, removiendo ocasionalmente y añadiendo más líquido si es necesario.
  • Cuando las lentejas estén casi listas, añade el bacalao y cocina durante 10 minutos más. Rectifica de sal si es necesario.
  • Sirve caliente, dejando que los sabores se asienten unos minutos antes de llevar a la mesa.