lentejas.info

Recetas paso a paso

Crema de lentejas: receta rápida

¡Descubre el abrazo cálido de nuestra crema de lentejas, rápida y reconfortante! Cada cucharada es una caricia al paladar, con su textura aterciopelada y un sabor que te transporta al corazón del hogar, ¡y lista en menos que canta un gallo!

Ingredientes principales

¡Prepárate para enamorarte de esta crema de lentejas! Con unos pocos ingredientes básicos y un poco de amor, vas a conseguir un plato reconfortante y lleno de nutrientes. Vamos a desgranar esos ingredientes esenciales que transformarán tu cocina en un auténtico hogar.

Empieza con las lentejas, esas maravillas nutritivas que son el corazón de nuestra receta. Te recomiendo las lentejas pardinas, que son rápidas de cocinar y quedan perfectas en la crema.

A continuación, añade la base vegetal: una cebolla dulce, zanahorias tiernas y un poco de apio crujiente para un fondo de sabor inigualable.

El alma de nuestra crema viene de la mano de las especias. Un toque de pimentón para dar color y carácter, una pizca de comino para ese aroma cálido y terroso, y si te sientes aventurero, una cucharadita de curry para un giro exótico que te transportará a otros mundos.

Para rematar, un buen chorro de aceite de oliva virgen extra que aportará esa untuosidad y sabor a oliva tan nuestro. Y claro, el caldo de verduras o agua, que será el lienzo donde todos estos sabores se unirán en una danza deliciosa.

Crema de lentejas: receta rápida

Y no olvides, estos son los cimientos de tu crema de lentejas, pero la personalización es clave. ¿Quieres un extra de cremosidad? Una patata cocida hará el truco. ¿Buscas un toque verde? Unas espinacas al final de la cocción te encantarán. ¡Sé valiente y haz que esta receta sea un reflejo de tu paladar!

Preparación paso a paso

¡Vamos a darle vida a esa crema de lentejas! Recuerdo que en casa de mi abuela, la selección de las lentejas era un ritual; ella decía que una buena crema empieza por elegir con amor cada lenteja. Así que, tómate tu tiempo para escoger las mejores y lávalas bien para que queden impecables.

La cocción es el alma de la crema. En mi familia, siempre se ha optado por una base de zanahoria, puerro y un toque de apio, pero ¡anímate a innovar! ¿Qué tal si pruebas con un poco de calabaza o incluso unas hojas de espinaca? Cocina las lentejas y verduras hasta que estén tiernas y desprenderán todos sus aromas.

Y ahora, el toque mágico: el triturado. ¡Pon toda tu pasión aquí! Busca esa textura que te haga cerrar los ojos y disfrutar con cada cucharada.

Si te vienen a la mente los domingos en casa de tus padres, donde cada plato era una fiesta, entonces vas por buen camino. Recuerda, la textura perfecta es la que a ti te haga feliz, así que ajusta el triturado a tu gusto personal.

Dale un toque especial

Si hay algo que me apasiona de la cocina, es la capacidad de transformar una receta básica en una obra maestra. Y con la crema de lentejas, ¡tienes un lienzo en blanco esperando tus pinceladas de sabor!

Por ejemplo, una pizca de comino no solo aporta ese toque terroso tan característico, sino que también te ayuda a sentirte ligero después de comer.

¿Y qué me dices de un toque gourmet? Imagina la cara de tus amigos al descubrir que esa crema de lentejas tiene un sutil aroma a trufa, o la textura sorprendente que aportan unos taquitos de jamón serrano tostados al punto de crujiente. ¡Eso sí que es innovar en la cocina!

Crema de lentejas: receta rápida

En mi casa, siempre decimos que la cocina es el corazón del hogar, y creo que es porque cada plato cuenta una historia.

Así que atrévete a contar la tuya: añade ese chile que tanto te gusta o unas hojitas de laurel para un sabor más delicado. ¡Convierte tu crema de lentejas en una leyenda culinaria!

Receta

Crema de lentejas rápida

Tiempo de preparación: 30 minutos

Una crema de lentejas suave, reconfortante y lista en un abrir y cerrar de ojos.

Ingredientes

  • 200 g de lentejas pardinas
  • 1 cebolla mediana
  • 2 zanahorias
  • 1 rama de apio
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de curry (opcional)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 750 ml de caldo de verduras o agua
  • Sal y pimienta al gusto

Instrucciones

  • Lava las lentejas bajo agua fría y déjalas escurrir. Mientras tanto, pica la cebolla, las zanahorias y el apio en trozos pequeños.
  • En una olla grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio y sofríe la cebolla hasta que esté transparente. Añade las zanahorias y el apio, y cocina durante unos minutos.
  • Incorpora las lentejas al sofrito, espolvorea el pimentón, el comino y el curry si lo deseas. Remueve bien para que las especias liberen su aroma.
  • Agrega el caldo de verduras o agua y lleva a ebullición. Reduce el fuego y deja cocer a fuego lento durante unos 20 minutos o hasta que las lentejas estén tiernas.
  • Retira del fuego y con una batidora de mano tritura todo hasta obtener una crema homogénea. Si prefieres una textura más líquida, puedes añadir un poco más de caldo o agua.
  • Ajusta la sal y la pimienta al gusto y sirve caliente, con un chorrito de aceite de oliva por encima si lo deseas.

Notas:

  • Si no tienes lentejas pardinas, puedes utilizar cualquier otro tipo de lenteja que no requiera remojo previo.
  • Para una versión más ligera, sustituye el aceite de oliva por aceite de coco o elimínalo completamente.
  • Conserva las sobras en un recipiente hermético en el refrigerador por hasta 3 días o congélala para disfrutarla en otro momento.