Receta de lentejas fácil

Cómo hacer lentejas paso a paso

Lentejas con jamón

El jamón sirve para todo. Nunca he visto un alimento más versátil. Yo siempre suelo sustituir el chorizo o la morcilla por una punta de jamón, porque no le aporta tanta grasa, pero le da mucho sabor.

Y no me limito a ponerlo en la cocción, también me gusta comerlo con las lentejas. Si el trozo es muy grande, lo suelo poner a cocer antes para que al final esté casi deshecho.

Lentejas con jamón

Ingredientes: 3-4 personas

  • 1 punta de jamón (de aproximadamente 480 g)
  • 750 ml de caldo de pollo sin sal
  • 500 ml de agua
  • 1 hoja de laurel
  • 2 zanahorias, picadas en cuadraditos
  • 3 dientes de ajo, pelados y finamente picados
  • 1 cebolla, pelada y finamente picada
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana
  • 350 gr de lentejas en seco
  • Perejil para decorar

Pasos a seguir:

  1. En una olla ponemos la punta de jamón, el laurel, el caldo y medio litro de agua. Lo calentamos a fuego medio con la tapa cerrada durante 1 hora, o en una olla a presión durante 30 minutos.
  2. Cuando lleve 30 minutos de cocción, añadimos un buen chorro de aceite de oliva en otra cazuela y lo ponemos a fuego medio-bajo.
  3. Añadimos la cebolla picada, el ajo, y las zanahorias en cuadraditos y dejamos que se sofrían durante unos 10 minutos, revolviendo ocasionalmente. Sazonamos con sal.
  4. Una vez que la punta de jamón esté tierna, la retiramos del caldo, al igual que la hoja de laurel.
  5. Desglasamos la sartén con el vinagre y raspamos con una cuchara de madera cualquier resto que se haya pegado en el fondo.
  6. Vertemos el caldo del jamón en la otra cazuela, añadimos las lentejas secas y subimos la temperatura para que llegue a hervir.
  7. Mientras tanto, desmenuzamos la carne de la punta de jamón y quitamos cualquier trozo grande de grasa que haya.
  8. Añadimos los trozos de jamón a las lentejas y continuamos la cocción durante 1 hora, hora y media más, removiendo a menudo para que se cuezan bien. Si es necesario, añadimos más líquido, ya sea caldo o agua.
  9. Sazonamos generosamente con sal y pimienta negra y servimos en platos individuales decorando el plato con el perejil picado.

Las lentejas están perfectas para el día siguiente ya que se conservan muy bien, por lo que podemos guardarlas en el frigorífico durante unos días.

Para hacer un buen menú con estas deliciosas lentejas, de segundo pondremos un cordero asado al horno, que si se hace bien, es una delicia. Y el postre, le dejo a vuestra elección, pero aquí tenéis algunas ideas que os servirán.