lentejas.info

Recetas paso a paso

Lentejas gallegas: receta a la gallega

¡Descubre el abrazo cálido de las lentejas gallegas, un tesoro de la cocina tradicional! Su sabor profundo y casero te transportará a los verdes paisajes de Galicia con cada cucharada.

Esta receta, rápida y fácil de preparar, es un homenaje a la sencillez y la riqueza nutritiva. ¡Déjate seducir por su reconfortante esencia en cualquier momento!

Ingredientes esenciales

¡Descubre el alma de Galicia con cada cucharada de estas lentejas! Para que tu guiso tenga ese abrazo casero y reconfortante, comienza con las lentejas pardinas, cuya textura y capacidad para impregnarse de los sabores son insuperables.

Imagina el chorizo y la panceta liberando sus jugos ahumados en la olla, creando una sinfonía de aromas que te envolverá con solo abrir la tapa.

Lentejas gallegas: receta a la gallega

Las verduras, cortadas con dedicación –cebolla, pimiento, patata–, se convierten en el lecho que acoge y realza los sabores de las carnes. Y no olvidemos las especias: el pimentón que pinta de rojo el caldo y el laurel que susurra historias de bosques gallegos en cada bocado.

Si te sientes aventurero, ¿por qué no añadir un toque de comino o un buen chorro de vino blanco? Personaliza tu guiso y haz que hable de ti. En la cocina, como en la vida, ¡la magia surge al experimentar!

Preparación de las lentejas

¡Selecciona las lentejas con esmero! Aquellas sin imperfecciones serán la base de nuestro plato tradicional. Lávalas con delicadeza para que estén listas para cocinar.

Es hora de preparar los acompañantes: pica la cebolla, el pimiento y el ajo, buscando esa textura que se deshará en el guiso, y corta el chorizo y la panceta en dados que prometen un sabor inolvidable.

El corazón de nuestro guiso es el sofrito. Aquí es donde las verduras y carnes se transforman, adquiriendo un color dorado y liberando sus jugos llenos de sabor. Si te sientes innovador, añade una pizca de tu especia favorita para personalizar tu versión de las lentejas gallegas.

  • Selección y lavado de las lentejas: la calidad es clave para un guiso excepcional.
  • Corte y preparación de las verduras y carnes: cada ingrediente aporta su esencia al plato.
  • El sofrito: paciencia y cuidado para un sofrito que enamore.

¡Cocción y tiempos!

¡Vamos allá con el paso más crucial de nuestras lentejas gallegas! La cocción es el momento mágico donde todo cobra sentido.

  1. Tiempo de cocción y remojo de las lentejas: Recuerda, las lentejas son como una esponja, ¡cuanto más tiempo en remojo, más tiernas se vuelven! Sumérgelas en agua la noche anterior y al día siguiente estarán listas para cocinar. Con unos 45 minutos a fuego lento, se transformarán en esa textura perfecta que estamos buscando.
  2. Puntos clave para una cocción perfecta: La clave está en el mimo. Deja que las lentejas bailen a su propio ritmo en la cazuela, absorbiendo los sabores del sofrito y la panceta. Si te gustan más espesitas, deja que el caldo se reduzca; si las prefieres más sueltas, añade un chorrito más de agua. ¡Tú decides!
Lentejas gallegas: receta a la gallega

Y si te apetece innovar, ¡adelante! Añade un toque de comino o unas rodajas de chorizo picante al comienzo de la cocción para una explosión de sabor. ¡Haz que la receta hable de ti!

Receta

Lentejas a la gallega

Un plato tradicional gallego que te transportará a las verdes tierras del noroeste de España.

Ingredientes

  • 300 g de lentejas pardinas
  • 200 g de chorizo para guisar
  • 100 g de panceta
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento verde
  • 2 patatas medianas
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 2 hojas de laurel
  • Sal al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Opcional: un toque de comino o un chorro de vino blanco

Instrucciones paso a paso

  • Comienza seleccionando y lavando las lentejas bajo agua fría. No es necesario remojarlas si son lentejas pardinas, ya que son de cocción rápida.
  • Corta el chorizo en rodajas y la panceta en trozos pequeños. Pica la cebolla y el pimiento en dados y pela y corta las patatas en cubos.
  • Calienta un poco de aceite en una olla y añade la cebolla y el pimiento para pocharlos. Cuando estén transparentes, incorpora el chorizo y la panceta y deja que se doren ligeramente.
  • Agrega las lentejas, el pimentón y las hojas de laurel. Si optas por el comino o el vino blanco, este es el momento de añadirlos.
  • Cubre con agua hasta unos dos dedos por encima de las lentejas y lleva a ebullición. Una vez que hierva, reduce el fuego y deja cocer a fuego lento durante aproximadamente 1 hora o hasta que las lentejas estén tiernas.
  • A mitad de la cocción, añade las patatas y ajusta de sal. Continúa la cocción hasta que las patatas estén cocidas y las lentejas tengan una textura suave.
  • Retira del fuego y deja reposar unos minutos antes de servir. Las lentejas a la gallega están mejor si se dejan asentar los sabores durante un rato.

Notas:

  • Si prefieres las lentejas más caldosas, puedes añadir más agua durante la cocción.
  • Este plato es ideal para preparar en grandes cantidades y disfrutar de él varios días, ya que suele estar más sabroso al día siguiente.
  • Para una versión más ligera, puedes utilizar chorizo y panceta con menos grasa.