lentejas.info

Recetas paso a paso

Lentejas espesas al dente

¡Lentejas espesas al dente que te enamorarán! Su textura perfectamente equilibrada y su sabor profundamente casero te transportarán a los sabores de antaño.

Con una preparación sencilla y rápida, este plato se convertirá en el estandarte de tu repertorio culinario. Ideal para quienes valoran la calidad y el gusto por lo tradicional, con un toque distintivo de sofisticación.

Selección de ingredientes

¡Ah, las lentejas! Esas pequeñas joyas que transforman cualquier comida en un festín para los sentidos. Para tus lentejas espesas al dente, te voy a contar un secreto: las lentejas pardinas son mis favoritas. No solo por su sabor, sino porque conservan esa textura firme y satisfactoria tras la cocción.

Lentejas espesas al dente

Imagina el sofrito ideal: cebolla dorada, pimiento verde crujiente, tomate jugoso... selecciona cada uno como si fueran tesoros, porque lo son. Son la esencia que va a impregnar tus lentejas de carácter y sabor.

Y aquí va otro truquito: un chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra justo al final, para un brillo que hace la boca agua.

A veces, cuando me siento nostálgica, espolvoreo un poco de pimentón de la Vera y añado laurel, evocando los aromas de la cocina de mi abuela. ¡Pruébalo y verás cómo tus lentejas se convierten en una obra maestra!

Preparación de las lentejas

¡Prepárate para enamorarte de estas lentejas espesas al dente! Desde mi experiencia, el remojo de las lentejas es un paso que transforma totalmente el plato.

Te lo digo yo, que he probado mil y una formas, y esta es la que nunca falla. Sumérgelas en agua la noche anterior y verás cómo al día siguiente están listas para cocinar y llenas de posibilidades.

Lentejas espesas al dente

En cuanto a la cocción, cada lenteja es un mundo, pero con 25 minutos suelen estar en su punto óptimo. Aquí va mi consejo estrella: un chorrito de aceite de oliva en el agua de cocción y verás cómo se vuelven tiernas pero firmes, ¡un bocado celestial!

Para esa textura espesa que a todos nos encanta, mi truco es no escatimar en el sofrito. Un buen tomate triturado, cebolla picadita y un toque de laurel hacen maravillas.

Deja que todo se cocine a fuego lento y se abrace con las lentejas. ¡El resultado es pura magia en el paladar!

Receta

Lentejas espesas al dente

Tiempo de preparación: 1 hora y 30 minutos

Una receta tradicional de lentejas, con la textura perfecta y un sabor que reconforta el alma.

Ingredientes

  • 300 g de lentejas pardinas
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria mediana
  • 1 pimiento verde
  • 2 tomates maduros
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 pizca de comino molido
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 litro de agua o caldo de verduras
  • Chorizo (opcional)

Instrucciones paso a paso

  • Comienza por picar la cebolla, el ajo, la zanahoria y el pimiento en trozos pequeños para que se cocinen uniformemente y liberen todos sus sabores.
  • En una olla grande, calienta el aceite de oliva y sofríe las verduras junto con la hoja de laurel hasta que la cebolla esté transparente.
  • Agrega el pimentón y el comino, remueve rápidamente para que no se quemen y añade los tomates pelados y triturados. Cocina durante unos minutos hasta que el tomate reduzca.
  • Incorpora las lentejas (previamente remojadas y escurridas) a la olla y remueve para que se mezclen con el sofrito.
  • Añade el agua o caldo de verduras hasta cubrir las lentejas y lleva a ebullición. Si decides incluir chorizo, este es el momento de añadirlo.
  • Reduce el fuego y deja cocer a fuego lento durante aproximadamente 1 hora o hasta que las lentejas estén al dente y el caldo haya espesado. Recuerda remover ocasionalmente y añadir más líquido si es necesario.
  • Finalmente, ajusta la sal y la pimienta al gusto. Sirve caliente y disfruta de unas lentejas espesas y llenas de sabor.