lentejas.info

Recetas paso a paso

Lentejas con calabaza: un plato rico y saludable

¡Las lentejas con calabaza te enamorarán a primera cucharada! Este plato, rebosante de sabores caseros y texturas suculentas, es la definición de una comida casera perfecta. Fácil, rápido y tremendamente delicioso, es ideal para esos días en que necesitas un toque de calidez en tu mesa.

Ingredientes necesarios

Imagina un plato que te abrigue el alma, ¿lo tienes? Pues eso es exactamente lo que conseguiremos con nuestras lentejas con calabaza.

Lentejas con calabaza: un plato rico y saludable Te voy a contar los secretos para que los ingredientes brillen con luz propia:

  • Lentejas: Yo siempre me decanto por las de la variedad pardina, pequeñitas pero con un sabor que es pura magia. Si las dejas en remojo la noche anterior, te prometo que el resultado es otro nivel.
  • Calabaza: La estrella otoñal que nunca falla. ¿Has probado alguna vez la variedad Hokkaido? Su sabor es intensamente dulce y su color naranja vibrante es un espectáculo visual en el plato.
  • Aceite de oliva virgen extra: No escatimes en este ingrediente, porque es el que va a envolver todos los sabores y texturas en un abrazo cálido y mediterráneo.
  • Verduras de canto: La cebolla, el ajo y la zanahoria son los compañeros fieles de nuestras lentejas. Córtalos con amor y observa cómo se caramelizan lentamente, liberando aromas que te harán suspirar.
  • Especias que dan vida: Un poco de comino para el toque exótico, pimentón para la chispa y la sal marina para despertar los sabores. ¿Te atreves a añadir una pizca de canela? A veces, los giros inesperados son los que crean la magia.

Y ahora, dime, ¿qué ingrediente secreto le pondrías tú a esta receta? La cocina es diálogo, así que comparte tus ideas y hagamos de este plato una obra maestra conjunta.

Preparación paso a paso

¿Te imaginas el aroma de las lentejas con calabaza inundando tu cocina? ¡Es hora de hacerlo realidad! Sigue estos pasos sencillos y transforma tu hogar en un rincón de sabor y tradición.

  1. Selecciona las lentejas con mimo – Busca lentejas que te susurren promesas de platos caseros. Lávalas con cariño, como si limpiaras un tesoro escondido, y prepárate para el siguiente paso sin esperas, ¡porque no necesitan remojo!
  2. Corte de calabaza, un ritual otoñal – Al cortar la calabaza, piensa en los atardeceres de octubre, en las hojas cayendo. Haz que cada trozo sea un reflejo de esos momentos dorados. Y si te atreves, espolvorea un poco de canela; es como añadir un susurro de bosque a tu plato.
  3. La cocción, ese baile lento – Las lentejas deben bailar a fuego lento, abrazadas por el calor, hasta que estén tiernas al diente. Introduce la calabaza cuando las lentejas estén casi listas, para que se unan en una danza de texturas y sabores. Mi consejo de abuela: un buen chorro de aceite de oliva y una pizca de sal de mar para coronar la obra.
Lentejas con calabaza: un plato rico y saludable

¿Has sentido alguna vez la libertad de crear en la cocina? Este es tu momento. Juega con las especias, escucha a tus instintos y haz que esta receta hable de ti. ¿Un toque de laurel? ¿Unas hebras de azafrán? Deja que tu paladar decida. ¡Y no olvides compartir tu obra maestra!

Receta

Lentejas con calabaza

Un plato reconfortante y lleno de nutrientes.

Ingredientes

  • 200 g de lentejas
  • 300 g de calabaza pelada y cortada en cubos
  • 1 cebolla mediana picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 zanahoria grande cortada en rodajas
  • 1 pimiento rojo cortado en cubos
  • 1 litro de caldo de verduras
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta al gusto
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

Instrucciones paso a paso

  • Comienza por calentar un poco de aceite en una cazuela grande y sofríe la cebolla hasta que esté transparente. Añade el ajo, la zanahoria y el pimiento, y cocina durante unos minutos.
  • Incorpora la calabaza y las lentejas previamente lavadas y escurridas, y rehoga todo junto durante un par de minutos.
  • Agrega el pimentón dulce y remueve bien para que se integre con los demás ingredientes.
  • Vierte el caldo de verduras y añade la hoja de laurel. Lleva a ebullición, luego reduce el fuego y deja cocer a fuego lento durante unos 25-30 minutos o hasta que las lentejas estén tiernas.
  • Retira la hoja de laurel, y sazona con sal y pimienta al gusto. Si prefieres una textura más cremosa, puedes triturar una parte del guiso con una batidora de mano.
  • Sirve caliente y, si lo deseas, decora con un poco de perejil fresco picado y un chorrito de aceite de oliva.