lentejas.info

Recetas paso a paso

Guiso de lentejas: receta fácil tradicional

¡El guiso de lentejas que te transportará a los sabores de antaño! Imagina una cucharada de este guiso tradicional, con su textura suave y un caldo que abraza el alma, lleno de ingredientes humildes que juntos crean una sinfonía de sabor.

Esta receta no solo es fácil y rápida, sino que te guiará paso a paso para que, sin esfuerzo, llenes tu cocina de aromas caseros y conquistes el corazón de todos en la mesa.

Ingredientes necesarios

¡Ah, el guiso de lentejas! Ese plato que me recuerda a los domingos en casa de mi abuela, con la familia reunida alrededor de la mesa. Hoy te voy a revelar los ingredientes que necesitas para que tu guiso tenga ese sabor casero y reconfortante que todos adoramos.

Las lentejas han sido mi legumbre predilecta desde que era pequeño, y no es para menos, con su sabor terroso y su textura suave, son la base perfecta para un guiso que te hará sentir en casa, estés donde estés.

  • Lentejas – Las pardinas son las reinas del guiso por su cocción rápida y su capacidad para absorber todos los sabores. ¡Y lo mejor es que no necesitan remojo previo!
  • Verduras – Un sofrito con cebolla, pimiento, zanahoria y ajo es el inicio de un guiso exitoso. Corta todo en dados pequeños para que cada cucharada sea una explosión de sabor.
  • Chorizo – ¿Quién puede resistirse a ese toque ahumado que el chorizo aporta al guiso? Si eres de los que prefiere una opción más ligera, puedes dejarlo fuera, pero te aseguro que le da un punto increíble.
  • Caldo o agua – Aunque el agua es una opción válida, un buen caldo casero puede elevar tu guiso a la categoría de obra maestra culinaria. ¡No subestimes su poder!
  • Condimentos – El pimentón no puede faltar, es el secreto de ese color y sabor característicos. Añade también una hoja de laurel, sal y pimienta al gusto.

Guiso de lentejas: receta fácil tradicionalSi hay algo que he aprendido de mi abuela, es que un guiso es mucho más que la suma de sus ingredientes. Es creatividad, es amor, es tradición. Así que siéntete libre de añadir tu toque personal, como unas hojitas de espinacas o unos tomates secos. ¡Haz que el guiso hable de ti!

Preparación del guiso paso a paso

¡Manos a la obra con esas lentejas! Yo siempre empiezo escogiendo las mejores, quitando las que no me convencen y dándoles un buen remojo. Es como un spa para lentejas, ¡y así se cocinan mejor!

En cuanto a las verduras, ¡córtalas como si fueran joyas! Yo suelo picar la cebolla, la zanahoria y el pimiento en trozos pequeñitos para que se integren bien y cada bocado sea una delicia.

El cocinado es mi momento zen: pongo las lentejas y las verduras en la olla, las cubro con agua y las dejo que chup-chup a fuego lento. ¡Paciencia! A mí me gusta dejarlas unos 50 minutos, pero tú controla la textura a tu gusto.

Y aquí va mi truquito personal: un sofrito con cebolla y ajo doraditos antes de añadir las lentejas le da un sabor increíble. Y para ese toque especial, ¡un poco de pimentón ahumado y listo! Así es como me gusta a mí, pero ¡tú eres el chef!

Guiso de lentejas: receta fácil tradicional

Trucos y consejos para un guiso perfecto

¡Prepárate para el guiso de lentejas más espectacular de tu vida! Con estos truquillos que he ido recopilando, vas a conseguir un plato que te hará cerrar los ojos de puro placer.

  • El secreto de un caldo con cuerpo – Mi abuela siempre decía: "Un buen guiso empieza por un caldo con fundamento". Y tenía razón. Empieza con un sofrito de cebolla, ajo y tomate, y cuando esté doradito, añade ese chorro de vino blanco que hará magia en tu paladar.
  • Cómo evitar que las lentejas se deshagan – A nadie le gustan las lentejas convertidas en puré, ¿verdad? Pues bien, el truco está en ser paciente y esperar a que el caldo esté caliente, pero no hirviendo a borbotones, para incorporar las lentejas. Así se cocinarán a la perfección, manteniendo su forma y firmeza.
  • La importancia de los tiempos de remojo – No subestimes el poder del remojo. Las lentejas son como nosotros, necesitan su tiempo para despertar y estar listas para el día. Déjalas sumergidas en agua la noche anterior y te prometo que cocinarán más rápido y absorberán todos los sabores como esponjas.

Y no te cortes en darle tu toque personal. ¿Tienes una especia que adoras? ¡Échala! ¿Un ingrediente secreto que te transporta a la infancia? ¡Al guiso! Experimenta y haz que cada cucharada cuente. ¡Tu guiso de lentejas te lo agradecerá!

Receta

Guiso de lentejas tradicional

Un plato reconfortante y lleno de sabor que te hará sentir como en casa.

Ingredientes

  • 300 g de lentejas
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 2 zanahorias
  • 2 tomates maduros
  • 1 chorizo para guisar
  • 100 g de jamón serrano en taquitos
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal y pimienta al gusto
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 litro de caldo de verduras o agua

Instrucciones

  • Comienza por lavar las lentejas bajo agua fría y déjalas escurrir.
  • Pica la cebolla, los ajos, el pimiento y las zanahorias en trozos pequeños.
  • Pela y tritura los tomates para obtener un puré.
  • En una olla grande, calienta el aceite de oliva y sofríe la cebolla y el ajo hasta que estén transparentes.
  • Agrega el pimiento, las zanahorias, el chorizo cortado en rodajas y los taquitos de jamón. Cocina durante unos minutos.
  • Incorpora el pimentón dulce y remueve rápidamente para evitar que se queme.
  • Añade el puré de tomate y la hoja de laurel, y cocina durante un par de minutos más.
  • Vierte las lentejas y el caldo de verduras o agua. Lleva a ebullición, reduce el fuego y deja cocer a fuego lento con la olla tapada durante aproximadamente 1 hora o hasta que las lentejas estén tiernas.
  • Condimenta con sal y pimienta al gusto. Si el guiso está muy espeso, puedes añadir un poco más de agua o caldo.
  • Retira la hoja de laurel antes de servir y, si lo deseas, decora con un poco de perejil fresco picado.

Notas:

  • Si prefieres un guiso más espeso, puedes triturar una parte de las lentejas con un poco de caldo y volver a incorporarlas a la olla.
  • Este guiso de lentejas es ideal para preparar con antelación, ya que los sabores se intensifican con el reposo.
  • Conserva las sobras en un recipiente hermético en el refrigerador y disfruta de este plato tradicional durante varios días.