Receta de lentejas fácil

Cómo hacer lentejas paso a paso

Lentejas con espinacas

Este guiso de lentejas es vegano, vegetariano y no tiene gluten. Por no decir que apenas tiene grasas, y las que tiene son muy buenas. Bajo en sodio, colesterol y lleno de fibra.

Además es muy sencillo de hacer, y si quieres acortar el tiempo de cocción, puedes poner las lentejas en remojo unas horas antes o la noche anterior, así puedes reducir el tiempo a la mitad. O hacerlas en la olla rápida, que tardarás apenas 20 minutos.

Lentejas con espinacas

He utilizado una lenteja pardina y caldo vegetal orgánico, mejor bajo en sodio ya que luego le añadiremos nosotros la sal que queramos, o caldo casero que hayamos hecho nosotros.

Las lentejas son un plato lleno de proteínas vegetales. Pero también está lleno de fibra, ácido fólico, vitamina B1 y una buena cantidad de hierro.

Ingredientes que vamos a necesitar:

  • 2-3 dientes de ajo, finamente picados
  • 1 cebolla grande, finamente picada
  • 3 zanahorias grandes, en dados
  • 400 gr de lentejas secas
  • 400 gr de tomate triturado
  • 1,5 litros de caldo vegetal (mejor bajo en sodio)
  • 500 ml de agua
  • 3 hojas de laurel
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • 2 puñados de espinacas, más o menos picadas
  • un chorro de aceite de oliva virgen

Indicaciones para hacer la receta:

Pon una cazuela al fuego con un chorro generoso de aceite de oliva. Pela y pica la cebolla, las zanahorias y los ajos finamente. Pocha las verduras en el aceite caliente durante unos minutos hasta que estén bien blanditos.

Lava las lentejas con agua, escúrrelas y añádelas a las verduras para que absorban su sabor. Remueve el contenido y déjalo durante otros 3-5 minutos.

Incorpora el tomate triturado, el caldo de verduras, el agua, las hojas de laurel, la sal y la pimienta. Aumenta el fuego y llévalo a ebullición. Cuando rompa a hervir, baja la temperatura a fuego lento, tápalo y deja que cueza lentamente durante 1 hora y media. Tendrás que removerlo a menudo para ver cómo va.

Después de ese tiempo, añade las espinacas y apaga el fuego. Se ablandarán con el calor residual. Deja que repose con la tapa puesta durante unos minutos.

Prueba las lentejas para ver si necesita más sal o pimienta. Sirve las lentejas calientes en platos individuales.

Si te sobran, puedes guardarlas en un recipiente tapado durante 3 días en el frigorífico, o congelarlas hasta 3 meses.

Otro de los platos que también es muy sano es una crema de calabacín. Si tu también quieres saber cómo hacer crema de calabacín, no tienes más que seguir el enlace. O quizás prefieras la receta de salmorejo cordobés, también la tienes.