Receta de lentejas fácil

Cómo hacer lentejas paso a paso

Lentejas con arroz

Lentejas con arroz

El guiso de lentejas estofadas es uno de mis alimentos básicos durante todo el año. Por lo menos, una vez a la semana hay lentejas para comer. Por eso no suelo añadirle carne o grasa, com chorizo o costilla (aunque alguna vez que otra si lo incorporo).

Y como a mi me gusta un poco más espeso, pues al final de la cocción le añado un puñado de arroz para que absorba el líquido y tenga más consistencia.

Siempre hago una gran cantidad y la reparto en recipientes que luego congelo. Así tengo para unas cuantas semanas, y cuando tengo antojo de lentejas, pues sólo tengo que sacarlas.

Pongo caldo de verduras porque me gusta hacerlo con el, pero a veces no tengo y recurro al agua.

Ingredientes necesarios para 6 porciones:

  • 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen
  • 1 cebolla mediana, cortada en dados pequeños
  • 3 zanahorias medianas, en dados
  • 6 dientes de ajo, picados
  • sal y pimienta negra al gusto
  • 1 cucharada de comino molido
  • 1 cucharadita de cilantro picado
  • 1 vaso de lentejas secas
  • un puñado de arroz
  • unas 6 tazas de caldo de verduras o agua

Procedimiento:

Calentamos el aceite de oliva a fuego medio en una cazuela amplia. Pelamos y picamos la cebolla y las zanahorias y las añadimos a la cazuela para que se pochen. Removemos frecuentemente para que se hagan por todos los lados y lo dejamos hasta que empiecen a ablandarse.

Pelamos los ajos, los picamos y los añadimos para que se sofrían durante un minuto. Sazonamos con sal y pimienta negra a nuestro gusto (luego podremos añadir más) y removemos todo.

Incorporamos el comino y el cilantro y volvemos a remover. Enjuagamos las lentejas con agua y las añadimos a la cazuela. Al cabo de 2 minutos, vertemos el caldo o el agua y lo ponemos a hervir.

Cuando llegue a ebullición, bajamos la temperatura y dejamos que el guiso cueza cubierto o parcialmente cubierto durante 2 horas aproximadamente, removiendo el contenido con asiduidad.

Si vemos que se va quedando sin líquido, añadimos un poco más. 20 minutos antes de terminar la cocción añadimos el arroz que va a espesar las lentejas, por lo que igual es necesario añadir más líquido, depende de como nos guste el guiso, si más caldoso o espeso.

Al cabo de las 2 horas, probamos las lentejas para ver si están tiernas y rectificamos de sal si es necesario. Las podemos dejar más tiempo si todavía no están blandas, pero para una lenteja pardina de tamaño pequeño ese tiempo es suficiente.

Servimos las lentejas en platos individuales.