Receta de lentejas fácil

Cómo hacer lentejas paso a paso

Lentejas con chorizo

Un guiso de lentejas con chorizo es mi forma de combatir el frío. Calentito y reconfortante, me resulta un plato más que necesario con la bajada de temperaturas. Esta receta de lentejas con chorizo os va a encantar.

El chorizo se puede sustituir por chistorra o morcilla, o combinarlo todo. Pero a mi me gusta mucho más con unas rodajas de chorizo (si está un poquito picante, mucho mejor).

Lentejas con chorizo

Y como aconsejo con cualquier tipo de guiso, está mucho mejor al día siguiente, o incluso el siguiente. Así que suelo hacer bastante cantidad y lo dejo a medio hacer para que al día siguiente se termine de cocinar.

Así con éste reposo los sabores se asientan y se combinan para formar un guiso perfecto.

Ingredientes para hacer de 6 a 8 raciones:

  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cebolla mediana, finamente picada
  • 1/2 pimiento rojo pequeño, sin semillas y finamente picado
  • 1 zanahoria mediana, pelada y finamente picada
  • 1 litro de caldo de ternera o verduras
  • 2 tazas de lentejas secas
  • 300 gr de tomates triturados
  • 100 gr de tocino
  • 150 gr de chorizo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • Sal y pimienta negra
  • Unas hojas de perejil picado, para decorar

Así se hacen unas lentejas con chorizo:

Se coloca una olla grande en la vitrocerámica y se enciende a temperatura media. Se vierte el aceite dentro y, cuando esté caliente, se añade la cebolla y el pimiento picado finamente para que se sofríe, unos 10 minutos aproximadamente.

Se le añade la zanahoria picada y la sal y la pimienta.
Se vierte un poco de caldo, se tapa la olla y se deja cocer todo durante 10 minutos a fuego bajo.

Se le agregan los tomates triturados y las lentejas secas, se remueve todo y se deja cocer cubierto, durante 30 minutos.

Mientras tanto, se pone una sartén al fuego (sin aceite) para freír ligeramente el chorizo y el tocino y que suelten la grasa (la grasa la podéis eliminar o conservarla).

Cuando estén fritos, se le añade el pimentón, se revuelve y se vierte el contenido en la olla de las lentejas.
Se deja cocer todo junto durante 1 hora más, removiendo a menudo para que no se peguen ni se queden sin caldo (si es preciso se añade más).

Y así de fácil ya casi casi tenemos completado nuestra cazuela de lentejas con chorizo. ¿A que ha sido sencillo?

Al cabo de la hora, se comprueba si las lentejas están bien hechas, se vuelve a probar para ver si están bien de sazón y se rectifica si es necesario.

Si no están del todo hechas, se dejan que cuezan durante 10 minutos más y se vuelve a comprobar.
Recuerda, es importante probarlas para asegurarnos de que están bien hechas, no queremos que se nos queden duras.
Se apaga el fuego y se deja reposar durante 10 minutos.

Se sirven las lentejas en platos individuales, con unas hojas de perejil picado por encima.